Techos Verdes para la Biodiversidad
Los bosques desempeñan un papel determinante en las lluvias, al generar vientos atmosféricos que funcionan como una bomba, extendiendo la humedad de los continentes.

“Los bosques desempeñan un papel determinante en las lluvias, al generar vientos atmosféricos que funcionan como una bomba, extendiendo la humedad de los continentes. 

La consecuencia de la pérdida significativa de bosques podría transformar regiones tropicales exuberantes en paisajes áridos, por lo cual es urgente reforestar y cuidar los bosques para que el planeta no se convierta en un desierto”

Ashlee Betteridge / CIFOR

El estudio realizado por científicos del CIFOR (Center for International Forestry Research) refuerza la hipótesis de la “Teoría de la bomba biótica”, la cual explica cuán altas precipitaciones se pueden mantener dentro de las masas terrestres continentales que están suficientemente boscosas. 

De ser así, este modelo podría revolucionar la forma de entender el clima local y su vulnerabilidad, impactando en un cambio en la gestión forestal enfocada a reforestar y cuidar los bosques de manera urgente; ya que, la pérdida significativa de bosques podría provocar la trasformación de regiones tropicales en paisajes desérticos.

De manera tradicional se sostiene que zonas como el Congo o el Amazonas tienen altos niveles de pluviosidad porque se encuentran en partes del mundo que experimentan altas precipitaciones, pero CIFOR propone lo contrario: // que los bosques son los que provocan las lluvias y que si estos bosques no se encontraran en esas áreas, estas serían desiertos //, afirma Douglas Sheil, co-autor de un artículo publicado al respecto en la revista Atmospheric Chemistry and Physics e investigador del CIFOR en un artículo de Ashlee Betteridge publicado por dicho Centro.

BOMBA BIÓTICA: UNA BOMBA QUE PRODUCE VAPOR Y QUE LUEGO GENERA LA LLUVIA

La Teoría de la bomba biótica (BPT Biotic Pump Theory), es una hipótesis que Anastassia Makarieva y Víctor Gorshkov, del Instituto de Física Nuclear de San Petersburgo, propusieron en 2006 y que argumenta que el mayor impulsor de los vientos es la capacidad de los bosques para condensar la humedad en lugar de la temperatura.

Se plantea como la consecuencia de una interacción particular de cuatro conocidas leyes físicas: la ley de Clausius-Clapeyron, la ley de los gases ideales, la ley de la gravitación y la de conservación de la energía.

A través de la transpiración, las plantas liberan vapor de agua a la atmósfera. A medida que el vapor se eleva, se encuentra con capas de aire frío y se condensa en gotas, formando nubes.

La teoría de la bomba biótica surge dentro del concepto de regulación biótica del medio ambiente. Según esta idea, el entorno adecuado para la vida es mantenerse en este estado por los organismos vivos de la biota natural intacta (es decir, la totalidad de los organismos biológicos) de la Tierra.

La información necesaria para la regulación biótica está escrita en los programas genéticos de las especies biológicas de la biota de la Tierra. Para el funcionamiento estable de la bomba biótica del complejo ecosistema en su totalidad, es necesario que incluya a los árboles, hierbas y maleza, bacterias, hongos y todos los animales que interactúan entre sí.

***  La regulación biótica es el equilibrio entre los componentes biológicos que forman la red trófica del sistema. Entre las interacciones más importantes que contribuyen a este equilibrio encontramos el herbivorismo, la predación y el parasitismo.

@tobiastu

REFORESTAR PARA AUMENTAR LAS LLUVIAS: EL ÁRBOL ADECUADO PARA EL LUGAR CORRECTO Y EL PROPÓSITO CORRECTO

Una vez que aceptemos la idea de que la masa forestal determina las precipitaciones, se necesitará crear una gran cantidad de políticas que reconozcan este valor. 

En una maquinaria política forestal ideal, con políticos con una visión de futuro sobre el bienestar humano a largo plazo, el mensaje estaría muy claro: hay que luchar para detener por completo la deforestación. E iniciar cuanto antes la recuperación de lo que aún se pueda recuperar.

La plantación de árboles , arbustos y todo tipo de vegetación según el hábitat en que se encuentre el terreno se ha convertido en la última tendencia para ayudar a hacer frente a la crisis climática.

La clave esta en asegurar que las promesas de plantación de árboles se conviertan en árboles y bosques de larga duración que apoyen los medios de vida, las comunidades y el planeta. ¿Pero cómo? Al plantar árboles y restaurar los bosques, las buenas intenciones deben ser reforzadas por la ciencia fuerte. Las iniciativas exitosas de plantación de árboles basadas en evidencia comienzan con la posibilidad de considerar el árbol adecuado para el lugar correcto y el propósito correcto.

Techos Verdes ZinCo para la Biodiversidad

Proporcionar Hábitats Sustitutivos y compensatorios para la Flora y la Fauna en hábitat urbanos

En áreas donde la naturaleza ha sido destruida por obras de construcción y el suelo está sellado, los techos verdes pueden compensar parcialmente las áreas verdes perdidas y pueden proporcionar hábitats de reemplazo para la flora y la fauna. Sobre todo, los extensos techos verdes naturales y de bajo mantenimiento son importantes refugios para la flora y la fauna.

Abejas salvajes, mariposas y escarabajos terrestres encuentran alimento y refugio allí. Sin embargo, el desarrollo de la biodiversidad depende en gran medida de cómo se estructuran los hábitats que se proporcionan para la flora y la fauna en un techo.

Los techos verdes de seda pura que se instalan con frecuencia en combinación con profundidades de sustrato muy poco profundas no son adecuados para explotar este potencial. De hecho, la función de biotopo de las áreas de techos verdes se puede fomentar específicamente con muy poco trabajo utilizando diversas características de diseño y aplicando los principios básicos de biodiversidad durante las etapas de planificación e implementación.

¿CÓMO FOMENTAR LA FUNCION DE BIOTOPO EN LAS ÁREAS DE TECHOS VERDES?

 

Modulación de la superficie del sustrato

La variación de la profundidad del sustrato crea diferentes hábitats que ampliarán el rango de especies disponibles en las áreas de plantación

Bolsillos de arena y camas de grava gruesa

Las áreas libres de plantas son un importante enriquecimiento del biotopo y son utilizadas por insectos y otros habitantes del techo como escondite, criadero y una trampa solar.

Cuerpos de agua temporales

Utilizando bordes y láminas, se pueden crear áreas para retener las aguas pluviales en el techo durante un largo período de tiempo. Mejora la cantidad de agua disponible, por ejemplo, para insectos y aves.

Selección de plantas, por ejemplo, plantas forrajeas

Si hay áreas con un sustrato más profundo (por ejemplo, mediante la creación de montículos montañosos), las plantas forrajeadas se pueden utilizar para insectos y aves o incluso una gama más amplia de plantas autóctonas.

Ayudas para anidar

El uso de ayudas para anidar fomenta específicamente la colonización de insectos.

Presentamos madera muerta

Las ramas muertas y los troncos de los árboles son un elemento estructural particularmente valioso. Deadwood es utilizado como hábitat por musgo, líquenes, hongos, escarabajos, moscas, midges, hormigas y abejas silvestres, entre otros.

Acumulación del sistema

 

 

Sistemas ZinCo / Techo Verde 4.0

 

Visión general de nuestras innovaciones más recientes en la acumulación de sistemas contrarrestando los efectos de la urbanización y el cambio climático.

Fecha de publicación / Abr 2020
 
 
 
 
      Descargar PDF     

 

ESTUDIO DE PROYECTOS / Centro Zorlu, Estambul
Septiembre 2020
Techos Verdes para la Biodiversidad
Septiembre 2020
Terrazas ZinCo Argentina
Agosto 2020

ECOSISTEMA